Escultura taiwanesa

0
125
Taiwán de ayer y de hoy

En este programa vamos a hablar sobre escultura y nuestro protagonista se llama Lee Kuang-yu. Lee va a contarnos su historia y vamos a ver cómo ha logrado esculpir el alma taiwanesa. La vitalidad del arte se encuentra en la tensión de las contradicciones. El trabajo de un artista es introducir oposiciones de manera clara y sobria y luego resolver esas oposiciones armoniosamente. El internacionalmente conocido escultor Lee Kuang-yu pone en práctica todas sus habilidades con el fin de explorar la interacción entre la solidez y el espacio, creando sus esculturas con una confianza fluida.

Lee, nacido en Kaohsiung, ha hecho uso de la rica cultura local y ha incorporado un humanismo asiático único. Mediante el uso de un vocabulario artístico dinámico, Lee ha conseguido alcanzar su propio estilo taiwanés. Su exposición individual llamada “Tener y no tener” en el bienal de Venecia de 2017, dejó aturdida a toda la comunidad internacional, exhibiendo el poder del arte taiwanés al mundo entero.

Así que, en este programa vamos a hacerle una visita a este famoso escultor. En su enorme jardín, que ocupa más de un hectárea, cada brizna de hierba, cada árbol, cada peldaño, cada estanque, es el fruto de la labor realizada por Lee durante más de diez años. Lee dice: “Espero poder crear un jardín de artistas para Taiwán, y que dure toda la eternidad”. Detrás de su sencilla sonrisa hay una determinación inquebrantable. Incluso si eso significa invertir los esfuerzos y ahorros de toda una vida, no dudará en hacerlo. “Todas estas obras están basadas en mi imaginación”. Contando con la naturaleza como su lienzo, las innumerables esculturas de Lee se encuentran dispersadas alrededor del jardín, expresando silenciosamente el amor que hay en todas las cosas vivas. 

“Cuando era pequeño, me sentí inspirado por una profesora que dibujaba retratos. Después, cuando estaba en secundaria, Xu Shangwu me enseñó a pintar pájaros y flores, y más tarde empecé a concentrarme en la caligrafía”. Haciendo frente al futuro, Lee estableció sus bases paso por paso. “Para aprobar el examen para entrar a la Academia de Artes Nacional de Taiwán, estudié dibujo, acuarelas, y pintura tradicional china con el maestro Huang Guangnan”. En aquella época, Huang le sugirió a Lee que se dedicara a la escultura. La educación ortodoxa ofrecida en la Academia de Artes Nacional de Taiwán hizo que esta escuela fuera la única preferencia de Lee, y la escultura se convirtió en su vocación de por vida. Más tarde, Lee también iría a estudiar a España. 

“A menudo, la gente me pregunta: ¿de dónde viene tu inspiración?” Cuando el arte y el carácter de una persona se convierten en uno, y el espíritu está totalmente lleno, ¿cómo se puede agotar la creatividad? A día de hoy, Lee Kuang-yu es reconocido internacionalmente y cuenta con varias series de obras famosas tales como la serie llamada “Manos” o la serie llamada “Corrida de toros”. Lee espera hacer que la gente en este mundo turbulento y caótico pueda ver la compasión y la tranquilidad que él quiere transmitir.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here