Apostando por el arte abstracto

0
49
Taiwán de ayer y de hoy

El programa de hoy se llama “Apostando por el arte abstracto” y en él vamos a ver el viaje de autodescubrimiento que ha recorrido Chen Zheng-xiong. Chen Zheng-xiong es el único artista asiático a quien le han sido concedidos el “premio al logro de toda de una vida dedicada al arte” y el premio “Lorenzo el Magnífico” en dos años distintos en el bienal de Venecia. En 1999 recibió ambos premios por su colección llamada “Ventanas” (o Windows), y, en 2001, se le otorgó de nuevo por su colección titulada “Espacio digital”. El doctor John T. Spike, presidente del comité de jurados durante el bienal de Venecia de 2001, dijo que ningún otro artista abstracto había conseguido mostrar una concepción artística tan perfecta sobre el espacio digital en la actualidad a través de sus obras. El doctor Spike citó esto como una razón por la que Chen ganó los premios por segunda vez. 

 

Chen ha trabajado como un artista abstracto durante más de 60 años, desde que descubrió por primera vez la forma del arte en su juventud. Ahora es un gran maestro aclamado, y, además, la pintura abstracta no es su única pasión, sino que también se esfuerza incansablemente por dar con nuevas técnicas innovadoras para sus creaciones artísticas.

Muchos artistas cuando entran en la etapa de los 60 piensan que sus reputaciones y su fama ya están forjadas, por lo que deciden guardar sus pinceles. Pero las brochas de Chen todavía están danzando sobre el lienzo, siempre interesado por los tiempos que cambian. Chen mezcla sus observaciones con sus impresiones y sentimientos, y así crea representaciones visuales de su mundo interior invisible. Ahora, entrado en los 80, Chen está decidido a superar sus propios éxitos anteriores. Esta es la actitud que nos recuerda que la pasión por la creación es lo que lleva a una extraordinaria carrera artística.

Mientras Zu Wei nos presenta el libro de Chen, de repente se acuerda de una conversación que tuvo con el famoso pintor Zao Wou-ki, en la cual le preguntaba al pintor qué sentimientos había querido expresar en una determinada pintura. A lo que Zao contestó: “Si pudiera contarte eso, ¡entonces no lo habría pintado!”. Sin embargo, Chen es un caso completamente diferente. Es uno de esos artistas raros que pueden pintar y a la vez expresar sus ideas por escrito.

En 2014, Chen recibió el “Premio Nacional de las Artes” por la Fundación Nacional de Arte y Cultura. Este honor reconocía las seis décadas de creación del artista. Pero Chen no ha terminado con la innovación, por lo que dice: “Mientras que pueda pintar y mi mente esté todavía activa, no dejaré de crear nuevas artes”.

Con más de 80 años de edad, Chen dice que espera ganar más dinero con su arte para abrir un museo de arte en una ubicación céntrica y poder exhibir sus cuadros y su colección de artefactos aborígenes. Ahora bien, “la alegría lo ha hecho infatigable; su entusiasmo nunca ha vacilado”. Esta frase encierra el sentido de la implacable carrera pionera de este célebre pintor abstracto taiwanés. Les animo a que escuchen el programa para descubrir más sobre este pintor. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here