Clases de cultura fuera del aula

0
34
Taiwán de ayer y de hoy

Este programa trata sobre  la biblioteca móvil del Sudeste Asiático de Taitung. ¿Quieren saber de qué se trata este proyecto? ¿Qué fines tiene? ¿A quiénes va dirigido? ¿Cómo se lleva a cabo? Ya les digo que no se trata de una biblioteca normal, sino de una biblioteca que esconde detrás una historia un tanto conmovedora. ¡Descúbranla!

 

Los estudiantes de Taitung han creado su propia “Biblioteca móvil del Sudeste Asiático” y, para ello, han recopilado varios libros escritos en lenguas del Sudeste Asiático y los prestan de forma gratuita a los trabajadores inmigrantes en un intento de ayudarlos a mitigar su nostalgia a través de la lectura. Con el paso del tiempo, estos dos grupos han ido estrechando lazos gracias a las canciones, los bailes y las comidas juntos, así como gracias al intercambio del estudio de la lengua. Lo que empezó como una simple forma de mejorar la vida de estos trabajadores que se encontraban lejos de su hogar se ha convertido en una amistad.

Al principio, lo único que vemos es una mesa larga colocada en el exterior, pero enseguida un puñado de estudiantes de último año empieza a entrar en la tienda, arrastrando tras ellos una maleta. A continuación, extienden un trozo de tela con un estampado exótico a modo de mantel y, en menos de media hora, la mesa está llena de libros en indonesio, vietnamita y tailandés. ¡La biblioteca móvil del Sudeste Asiático está abierta al público!

La biblioteca móvil fue creada por Andreas Liu, profesor del Instituto Experimental de Junyi, y por varios alumnos del centro, y está enfocada a ayudar a los trabajadores inmigrantes de Taiwán. Aquellas personas que quieren sacar un libro de la biblioteca no necesitan una tarjeta de biblioteca ni un documento de identidad: solo tienen que sacar el libro con los estudiantes y dejar un depósito; después, ya pueden disfrutar del libro todo el tiempo que quieran. Todo este proyecto empezó durante una clase en el instituto.

Con su gran interés por la situación laboral de los inmigrantes, Liu a menudo comparte con sus alumnos durante las clases las experiencias que vivió con las culturas del Sudeste Asiático y las condiciones de vida de los trabajadores inmigrantes en Taiwán. A pesar de la convivencia que comparten con los taiwaneses, gran parte de la población local sigue viendo a estos trabajadores como individuos extraños y ajenos a su modo de vida. Andreas Liu y sus alumnos esperan poder cambiar esta situación algún día.

La biblioteca del Sudeste Asiático ha sido uno de los resultados de esta toma de conciencia. Prestar libros no es siquiera tan importante para los estudiantes como el hecho de transmitir a los trabajadores inmigrantes que hay un lugar donde se les tenderá la mano. Cuando hacemos del intercambio cultural parte de nuestras vidas, aprendemos que todos somos buenos y que hay muchas similitudes entre nosotros. Esto fomenta una mayor comprensión y un entorno inclusivo, además de encender una luz que da la bienvenida a amigos que vienen desde tan lejos. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here