El sueño del salmòn

0
8
Hola queridos oyentes y lectores que gusto tan grande estar otro lunes con ustedes y poderles compartirles otro tema tan interesante sobre este hermoso país Taiwàn.

Les cuento que la historia se remonta a 2015, cuando Li Huan-peng, profesora de la clase de artes escénicas del instituto de educación secundaria San Min en Hsinchu, impartió un curso de títeres en la sede central del Parque Nacional Shei-Pa. El curso inspiró al miembro del personal del parque Cho Hsiao-chuan y un grupo de voluntarios a realizar una serie de espectáculos de marionetas por su cuenta. Estos no solo ayudaron a fortalecer el deseo del público por proteger el salmón formosano de tierra cercada, sino que también evocaron una conciencia general de protección ecológica y ambiental.

Y es por esto que Lin Fen-in, una maestra retirada del Colegio de Bachillerato de Miaoli que escribió el guión de Ah Gui, señala: “Lo más difícil de escribir un drama medioambiental es que además de ser entretenido y tener una historia que contar, también debe tener significado en términos de educación ambiental”. Mientras rememora cómo surgió la idea para la historia, la profesora indica que los primeros apuntes de esta obra tienen su inspiración en el colapso de una represa de control, transformándose poco después en una historia como la leyenda de Meng Jiang Nü, cuyas lágrimas por su esposo muerto rompieron una parte de la Gran Muralla China.

En cuanto a la investigación sobre la restauración del salmón formosano de tierra cercada, Liao señala dos avances fundamentales. El primero está relacionado con la alimentación de los peces durante el periodo de cría, y el segundo con el procedimiento de la puesta del pez en la naturaleza. Los primeros datos sugirieron que el salmón formosano de tierra cercada necesita comer presas vivas para sobrevivir, pero la temperatura del agua en el río Qijiawan es solo de 12 grados centígrados, por lo que no es fácil criar organismos para la alimentación del primero. Más tarde trataron de usar nutrientes artificiales. Tras darles un tiempo a los peces para acostumbrarse a la nueva alimentación, eligiendo partículas de tamaño apropiado y aumentando gradualmente la frecuencia de ingesta, alcanzaron el éxito.

Originalmente, Liao siguió los métodos de reproducción del salmón utilizados en Japón y Estados Unidos, donde los peces se crían en octubre y se liberan en marzo, cuando miden unos cinco centímetros de largo. Pero en Taiwan, se descubrió que los salmones formosanos de tierra cercada recién puestos en libertad, tendían a no nadar lejos de su punto de liberación. Las observaciones mostraron que solo alrededor del 20 por ciento de los peces ascendía aguas arriba, y el otro 80 por ciento restante desaparecía cuando llegaba la temporada de tifones en junio y julio. Por lo tanto, el tiempo de liberación se cambió a octubre, cuando dicha temporada suele haber terminado. En ese momento, los peces jóvenes son más grandes y, por lo tanto, tienen más probabilidades de sobrevivir. El personal del parque también comenzó a liberar los salmones en múltiples lugares.

Con esto y muchos mas sucesos pasando la conciencia sobre la protección de esta hermosa especia ha dado un cambio en las metes de las personas y al parecer Taiwan va por buen camino y si quieren saber que mas han hecho denle clic a los audífonos y les sigo contando.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here