Taiwán y Vietnam

0
33
Taiwán de ayer y de hoy

Hoy vamos a contar la historia de una mujer llamada Nguyen Thi My Huong. Huong es profesora de la lengua vietnamita y ella representa un puente entre culturas. La lengua es un medio muy importante para la transmisión de la historia y la cultura de un grupo étnico, así como es también un reflejo de sus costumbres y de su forma de pensar. Sin embargo, convertirse en todo un experto de una lengua extranjera a menudo requiere un viaje largo y desafiante.

Nguyen Thi My Huong, nacida en Vietnam, ha dedicado más de un década al aprendizaje del chino mandarín, superando los choques culturales y las numerosas frustraciones a lo largo del camino. Ahora que ya ha sentado unas bases lo suficientemente fuertes, Huong es una traductora muy capaz entre las lenguas china y vietnamita. Actualmente, siendo la directora del Centro de Estudios Vietnamitas en la Universidad Nacional de Kaohsiung, Huong no solo utiliza su propia experiencia para ayudar a los alumnos a estudiar ambas lenguas, sino que también promueve de manera activa la Prueba de Competencia de la lengua vietnamita en Taiwán, trabaja con los llamados “nuevos inmigrantes”, y también trabaja para mejorar el intercambio comercial entre Taiwán y Vietnam.

¿Cómo sabes si has aprendido bien el vietnamita? Pues una forma importante de evaluar esto es mediante los exámenes públicos de competencia de la lengua. Hasta el año 2013, Taiwán no tenía ningún tipo de certificación de la lengua vietnamita que fuera oficialmente reconocido por Vietnam. Como directora del centro de estudios vietnamitas en la Universidad Nacional de Kaohsiung, Nguyen Thi My Huong ha estado en contacto numerosas veces con la Universidad VNU de Ciencias Sociales, la cual hospeda las pruebas de competencia del idioma oficial de Vietnam, para organizar estas pruebas en Taiwán. En 2013 finalmente obtuvo la autorización, y ahora todos en Taiwán pueden hacer la prueba oficial de competencia del vietnamita. Esto sin duda ha sido un gran beneficio para el intercambio y las oportunidades de trabajo entre los dos países.

También vamos a ver cómo Huong ha dedicado sus habilidades al servicio público. Como dice Huong: “La lengua no es solo una herramienta para la comunicación, sino también para la vida.” La escuela es tan solo el comienzo, y los alumnos tienen que prepararse para sus carreras después de las clases. Desde sus observaciones a largo plazo como educadora, Huong se ha dado cuenta de que el 20% o más de los estudiantes universitarios a día de hoy proceden de hogares con bajos ingresos. En una clase de 12 personas, eso significa que probablemente haya tres alumnos en tales circunstancias. Con el fin de ayudar a estos estudiantes a que tengan oportunidades para el desarrollo, Huong les ayuda a obtener algún tipo de respaldo o becas ofrecidas por el Ministerio de Educación u otras instituciones públicas, así como buscarles oportunidades para ir a estudiar o hacer prácticas en Vietnam.

Habiendo formado una familia taiwanesa, habiéndose integrado en la vida taiwanesa, y habiéndose convertido en un usuario capaz de tanto el chino mandarín como su lengua vietnamita nativa, Nguyen Thi My Huong se ha convertido en un importante puente entre sus dos tierras natales. Huong lleva una vida sencilla. Además de su vida familiar, se ha dedicado a la enseñanza, a los asuntos públicos, y a la cooperación industrial. Como la flor del loto, la flor nacional de Vietnam, Huong ha crecido desde unas circunstancias humildes para al fin establecer unas raíces resistentes y así traer color y luminosidad al mundo que la rodea.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here