¡La caligrafía está de vuelta! El renacimiento de la escritura a mano

0
19
Galería Cultural

YEstudio
Los fabricantes de lápices y lapiceros artesanales YEstudio están ofreciendo una nueva línea de productos promocionados bajo el eslogan: “el peso de las palabras”. Los fundadores Yanko e Yi Liao tienen hermosos recuerdos sobre el acto de escribir. Poco después de empezar el negocio, Yanko escribió una carta a sus padres que realmente no decía nada importante, pero ellos estuvieron encantados de recibirla y la pegaron en el refrigerador, de tal manera que la podían ver todos los días al comer.
La misma información, si fuese enviada a través de un mensaje de texto o por correo electrónico, sería olvidada rápidamente. Pero gracias a su conversión a escritura, los sentimientos se vuelven mucho más preciosos y duraderos.
En occidente, una pluma estilográfica puede ser pasada de generación en generación y es utilizada para redactar o firmar documentos importantes. A pesar de que YEstudio es una marca muy joven, algunos consumidores que visitaron la feria de diseño de interiores Maison & Objet, en París, han afirmado que toda su familia ha quedado encantada con los productos de YEstudio. Las plumas están ayudando a redactar recuerdos familiares colectivos.
La compañía siempre ha puesto énfasis en la redacción. Yanko afirma que: “las personas se interconectan a través de la escritura”. Ellos continuamente recuerdan a las personas que, a pesar de que escribir pueda parecer una hábito anticuado, su naturaleza esencial, que es la de expresar pensamientos y emociones, se mantiene invariable.
TWSBI
En total, el dueño de TWSBI, Jim Wang, ha sido responsable de la producción de más de cien millones de lápices y lapiceros. Ya que los márgenes de ganancia como fabricante de equipos originales eran cada vez menores, él decidió lanzar su propio producto, y por ello creó la marca de lapiceros TWSBI, que venden las primeras plumas estilográficas con rellenado a pistón en Taiwán.
Cuando una pluma estilográfica se daña, en la mayoría de los casos debe ser enviada de vuelta al fabricante para que esta sea reparada. “Esto toma demasiado tiempo”, dice Wang. Sus plumas están diseñadas de tal manera que puedan ser desensambladas fácilmente. Las partes están estandarizadas. Si una pieza se daña, la compañía puede enviar a los consumidores un repuesto para que el dueño reparé la pluma por sí mismo.
Charling Chung
Una maestra de caligrafía toma su antigua pluma estilográfica y la posa sobra unos papeles colocados sobre la mesa. La punta de la pluma se mueve en círculos mientras traza una serie de línea curvas en las páginas. Conforme la presión varía, varía también el espesor de los trazos. De la pluma fluyen todo tipo de diseños hermosos. Charling Chung, que dirige la página de Facebook Calligraphy01, posteó algunos vídeos escribiendo caligrafía en inglés en el estilo ovalado hace unos tres o cuatro años. En la actualidad, la página tiene más de 90 000 seguidores. Ella no ha perdido ni una pizca de su fascinación original por la caligrafía occidental tras estudiarla por siete años.
Ella describe una especie de espacio meditativo al cual ingresa cuando practica caligrafía. Este arte ha moderado notablemente su temperamento. Es únicamente cuando ella está escribiendo que puede encontrar la paz mental para conversar con su yo interior. Practicar caligrafía es el tiempo que le dedica a ella misma que más disfruta. Cuando las dificultades de la vida disminuyen su ánimo, ella a menudo descubre que basta con coger una pluma y entregarse a la escritura para recobrar cierta calma. En ese estado mental, los problemas parecen resolverse a sí mismos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here