Maratón ecológica en las bellas montañas de Yilan

0
161

La maratón forestal “Viendo la montañas de Taiwán 2018” se celebró por primera vez el pasado día 10, permitiendo que más de 300 corredores nacionales y extranjeros aprecien y corran en el parque forestal de abetos más grande de Asia. Como resultado de la competencia, los premios en la categoría masculina de 100 kilómetros y el campeonato femenino por equipos fueron obtenidos por corredores japoneses.

El director general de la Administración de Deporte de Taiwán, Lin Te-fu, entre otros directivos y más de 300 corredores países como Holanda, Australia, Japón, Corea del Sur, Hong Kong, Singapur y Taiwán, pisaron oficialmente la carretera forestal Qilan 100 en la mañana del día 10. En dicho evento se realizaron 2 circuitos simultáneos, uno de 100 km y otro de 53 km.

Este es el primer evento en la carretera de montaña Qilan 100 ubicado en el condado de Yilan; es un lugar de concentración de abetos taiwaneses y un hábitat importante para especies de plantas y animales protegidos como el espino y los pelícanos de vientre azul. Debido a los abundantes recursos ecológicos, últimamente ha habido restricciones acerca de la cantidad de personas que ingresan a estas zonas para evitar cualquier tipo de acto de vandalismo.

Este año, el director general de la Administración de Deporte de Taiwán, Lin Te-fu, y la Asociación de Súper Marathon de la República de China, organizaron el evento por primeva vez, y los corredores pudieron experimentar un recorrido campo traviesa donde pudieron apreciar la vegetación predominante del falso ciprés de Formosa, cedros japoneses y taiwaneses, además de recorrer la montaña “Tres Hermanas”, que fue lo más destacado de este evento.

Debido a las bajas temperaturas en la noche anterior, se había formado una fina niebla blanca sobre las coníferas en el área de bosque de gran altitud dando al paisaje una especial belleza.

En la categoría masculina de los 100 km, el ganandor fue el japonés Sota Ogawa quien llegó a la meta en 8 horas, 27 minutos y 57 segundos. Ogawa dijo que el paisaje único de los caminos recorridos le ha dejado una impresión muy profunda y que regresará el próximo año para unirse nuevamente a este evento.

Solo dos minutos después llegó el taiwanés Chou Ching, el cual dijo que la dificultad técnica de la carrera no fue alta, pero que este tipo de competencia pone a prueba la condición física del atleta. Chou dijo sentirse asombrado de sus propios logros ya que esperaba terminar el circuito en 10 horas y no en 8 horas y media.

Por otra parte, la ganadora femenina de los 100 kilómetros fue Yukari Hishino. Hishino dijo que el cronograma fue más difícil de lo que había imaginado, pero las emociones vividas por las hermosas vistas de montañas y nubes, cual si fuera un escenario maravilloso de novela, la alentó a continuar. Tanto los abetos como el resto del bosque está lleno de misterios que la invitan a participar el año próximo.

El director general de la Administración de Deporte de Taiwán, Lin Te-fu, conoce este paisaje y espera que en futuros eventos este circuito se convierta una marca distintiva de Taiwán.

Previo al inicio de la carrera, los miembros organizadores se preocuparon por el impacto al medio ambiente ecológico local. A tal fin, se prohibió el uso de los bastones de trekking, el uso de vasos de papel desechable y calzado con clavos, siguiendo los estándares de competencias internacionales. En el futuro, se espera que esta competencia pueda continuar desarrollándose con el fin de promover la belleza de Taiwán.

RTI

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here