Un lugar cómodo para envejecer: diseñando hogares para los adultos mayores

0
26
Galería Cultural
Entre aquí para escuchar

Aquellos adultos mayores que disfrutan de una jubilación cómoda y libre de angustias y gozan además de numerosas y alentadoras relaciones interpersonales dicen estar viviendo sus “años dorados”. Pero, por otro lado, otros adultos mayores no son tan afortunados, viviendo con dificultades económicas y problemas de salud, ellos se movilizan entre hospitales y asilos, abandonados por su familia y amigos, sufriendo una desolada ancianidad. Si bien es cierto ambos son parte del segmento de la población mayor a 65 años, sus circunstancias son muy diferentes.

Caída del cabello y pérdida de la dentadura son dos de los rasgos más distintivos de la tercera edad. Pero, si bien es cierto nosotros tendemos a agrupar a todos los ciudadanos mayores de 65 años en la categoría “adulto mayor”, enfermedades y estilos de vida particulares pueden conllevar a muy distintas maneras de percibir esta etapa de la vida.

El ministro de salud, trabajo y bienestar japonés divide a los adultos mayores en tres grupos, de acuerdo a su estado de salud, 75% de la población mayor se encuentra en la primera categoría, 20% en la segunda y 5% en la tercera.

Arquitectos especializados en diseñar estructuras para ciudadanos de la tercera edad deben tener una muy clara comprensión de las características de cada una de estas categorías de adultos mayores para ser capaces de diseñar espacios que vayan acorde con sus necesidades físicas y mentales.

“Si bien es cierto que la legislación taiwanesa para el bienestar de los adultos mayores da directrices en cuanto a los normas de accesibilidad, este reglamento solo establece los criterios mínimos indispensables para el diseño de estructuras” dice la arquitecta Lin Chia-hui quien ha trabajado en numerosos proyectos relacionados con el bienestar de adultos mayores.

Ella explica que cuando se traba en este tipo de proyectos, uno tiene que ponerse en el lugar del adulto mayor y comprender cuáles son sus necesidades en cuanto a espacio. ¿Está el lavamanos a una altura adecuada para un adulto mayor en una silla de ruedas? ¿Puede la distribución espacial ser fácilmente recordada por los ancianos con dificultades espacio-cognitivas? Estas cuestiones son triviales para la mayoría de las personas, pero son detalles cruciales para las personas mayores con discapacidad.

Ella dice, “si puedes lograr que los trabajadores se pongan en los zapatos de los adultos mayores, todo cambia”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here