Buena fruta de mala tierra, los Terrenos Yermos de Liji

0
9
Galería Cultural

Partiendo de la Estación Yuli en Hualien cruzando el antiguo Puente Férreo del Río Xiuguluan podemos ver un hermoso paisaje. A la izquierda, densas nubes pueblan la cima de la Cordillera Central, mientras que a la derecha, el cielo sobre la costa de la Cordillera Central está completamente despejado. Viajando en un clima que asemeja aquel al de la película “Flatliners”, nosotros llegamos a una señalización puesta por la Oficina Nacional Administrativa de las Zonas Paisajísticas del Valle del Este del Departamento de Turismo: dos marcas de pisadas en el suelo, cada una a un lado de la convergencia de las placas tectónicas de Eurasia y del Mar de Filipinas. Al tomarse fotos con un pie en cada placa, se siente como si estuviéramos dominando el tiempo y el espacio geológico.

Liou Ying-san, profesor del departamento de Recursos Naturales y Estudios Medioambientales de la Universidad Dong Hwa, nos ayuda a comprender la “sutura geológica” del Valle del Este. Hace unos seis a diez millones de años, la sección noroccidental de la Placa del Mar de Filipinas entró en contacto con la Placa de Eurasia. La sutura que resultó del movimiento de estas dos placas se localiza en el lado oriental del Valle del Este, o lo que es lo mismo, el lado occidental de la costa de la Cordillera Central.

Los Terrenos Yermos de Liji, son otra evidencia importante de que Taiwán se localiza sobre la zona divisoria de estas dos placas tectónicas. Estos terrenos yermos son los remanentes visibles de la depresión geológica que empezó hace cinco millones de años. De hecho, la importancia de Liji para el campo de la geología radica en que permite a los geólogos ver “evidencia geológica reciente” en la superficie de la Tierra.

Liou explica que esta evidencia es considerada “reciente” solo en el contexto de los 4550 millones de años de existencia del planeta Tierra y en términos de tiempo geológico, donde los procesos toman grandes lapsos de tiempo en ejecutarse y los márgenes de error pueden alcanzar los millones de años. Escalas de tiempo de esta magnitud dan como resultado que los Terrenos Yermos de Liji sean considerados “recientes”.

El antiguo jefe de la Villa Liji, Zeng Jinren explica que los terrenos yermos son tierras infértiles que sufren deslizamientos de tierra después de cada lluvia intensa o tifón. Los pobladores han intentado cultivar las colinas menos inclinadas, pero no lograron que ningún sembrío creciese, incluso a pesar de la aplicación constante de fertilizante.

Agricultores humildes no pudieron comprender las virtudes de este suelo. Todo lo que sabían era que la tierra era difícil de trabajar, era grumosa cuando estaba húmeda y dura cuando estaba seca. Pero la caña de azúcar que crece en esta zona tiene un alto grado de dulzura y se puede obtener de él azúcar de mesa de gran calidad. Cuando científicos analizaron el suelo, ellos descubrieron la razón: la tierra de los terrenos yermos es rica en minerales, como magnesio y hierro, lo que le da a los sembríos que crecen en esta zona un sabor único.

Pero primero, los cultivos deben adaptarse a los terrenos yermos. Trabajar en esta tierra grumosa significa que uno debe seleccionar cuidadosamente las frutas, que resultaron siendo guabas, manzanas dulces, mangos y naranjas, y luego, solicitar al Concejo de Agricultura que proporcione programas de capacitación.

Zeng dice que eran los agricultores de Liji quienes solían ir en busca de trabajos de medio tiempo en otras zonas, ahora, son ellos van a las aldeas aledañas en busca de personal para que los apoye en la temporada alta.

Los residentes están orgullosos de su trabajo en el parque geológico, que promueve el desarrollo de la economía local, y de producir buenas personas y buenas frutas. El éxito de la agricultura en Liji y el turismo en Fuyuan son una prueba de que los residentes pueden coexistir pacíficamente con la Tierra.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here