La guerra comercial entre China y Estados Unidos (Parte 2)

0
35
Galería Cultural
Entre aquí para escuchar

Este 2018 Se cumplen treinta años del ingreso de las empresas taiwanesas a China Continental y esta guerra comercial entre China y Estados Unidos se ha convertido ya en un punto de inflexión clave a lo largo de este período. En China Continental existe una presión ejercida sobre las operaciones comerciales debido a regulaciones que elevan los costos de la fuerza laboral y del terreno y a restricciones medioambientales e inspecciones de impuestos cada vez más severas. En el escenario internacional la guerra comercial ocasiona estragos. ¿Qué estrategias están planteando las empresas taiwanesas para hacer frente a esta situación en el corto plazo?

Maquinarias Liufeng

Formada por una alianza entre el Grupo Liuhe, de Taiwán, con presencia en el continente desde 1992, y el Grupo Toyota, de Japón. Maquinarias Liufeng, es reconocida como una de las grandes empresas productoras de la región. El Gerente General, Zong Xuhui, dice, “muchas compañías taiwanesas vinieron a China Continental siendo pequeñas empresas. Hoy en día, muchas de ellas han alcanzado una escala internacional”. Él fue testigo de todo el proceso de transformación de China Continental, desde sus inicios con el auge de las fábricas manufactureras, hasta convertirse en un gran mercado de importancia global. Precisamente por ello, en esta guerra comercial entre China y Estados Unidos, él elige apostar por China Continental.

“muchas compañías taiwanesas establecidas en la provincia de Jiangsu, Kunshan, tienen una orientación hacia la exportación, en este momento hay algunas empresas productoras que están considerando adherirse a las facilidades y beneficios empresariales para capital taiwanés que el gobierno del continente ofrece”, explica. De esta manera, la producción estará orientada hacia el enorme mercado chino de 1300 millones de habitantes.

Advantech

La compañía taiwanesa de tecnología Advantech ha iniciado en los últimos años un proceso de transformación, de enfocarse en la producción de equipos para la industria tecnológica, hacia el liderazgo en las tecnologías del futuro a corto plazo, específicamente el llamado Internet de las Cosas.

El departamento de I&D de Advantech trabaja con segmentos industriales que van desde fábricas inteligentes, gestión de flotas de vehículos, equipos médicos inteligentes y con sistemas integrados, equipos para conectividad a internet, máquinas herramienta de control numérico computarizado, parqueos inteligentes, gestión del reabastecimiento de vehículos eléctricos y muchos otros proyectos. El producto informático de conectividad e integración con internet que Advantech desarrolla y comercializa ha sido llamado Paquete de Solución de Uso Inmediato o SRP por sus siglas en inglés.

El Gerente General de Advantech del área de Internet de las Cosas Industrial para China, Cai Qinan, dice, “el objetivo a largo plazo es promover nuestros SRP hacia todo el mundo y no concentrarnos en un mercado en específico.” Los SRP deben estar amoldados a las circunstancias del cliente, por ello, estos paquetes tendrán la suficiente flexibilidad para que los clientes estadounidenses puedan personalizarlo o ajustarlo de acuerdo a sus necesidades.

Delta Electronics

La empresa taiwanesa de escala mundial de equipos de suministro de energía, Delta Electronics, ha decidido mantenerse en el mercado chino, pero al mismo tiempo, expandirse hacia el Sudeste Asiático.

El fundador, Zheng Chonghua, explica que Delta Electronics invirtió capital y estableció plantas productoras en China Continental en el año 1992. Tras más de veinte años de esfuerzo, hoy se puede afirmar que la empresa tiene cimientos fuertes en este mercado. Sin embargo, Zheng Chonghua resalta que es la correcta gestión y oportuno reajuste de la capacidad productiva y manejo de las plantas lo que hará que el efecto de esta turbulencia comercial sea el menor posible. Por ello, la empresa ha decidido invertir en la construcción de una planta en Tainán, un centro de innovación en Taipéi y, además, compró las acciones de la Empresa Delta Electronics Tailandia, lo que le da una mayor capacidad de decisión sobre esta compañía y al mismo tiempo adquiere plantas en Tailandia, India y Eslovaquia. En el futuro, si los productos manufacturados en el continente no pueden competir con los estadounidenses, la capacidad productiva se reajustará hacia la planta en Tailandia.

En medio de esta tormenta comercial, las empresas taiwanesas intentan definir una estrategia y aplicar las medidas que sean necesarias. El incremento del riesgo geopolítico en el mercado mundial es el inicio de una nueva era que podría llamarse “industria de suministro doble”. Las empresas taiwanesas aún ven en China Continental un enorme potencial, pero ya no corren el riesgo de invertir en el continente todo su capital. Por ello, deciden expandirse intrépidamente en la manufactura en Estados Unidos u otros países, y en el establecimiento de una segunda cadena de suministro. Una “estrategia a dos frentes”, parece ser la nueva tendencia en las operaciones comerciales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here