Zheng Shenjia: el apasionado coleccionista de té

0
7
Galería Cultural

Entre aquí para escuchar

Localizada en la ciudad de Zhubei, condado de Hsinchu, cuando uno ingresa en Cha Noire, tienda especializada en venta de té rojo cuyas hojas han sido recolectadas de árboles de gran tamaño, inmediatamente todos los estereotipos sobre la industria del té, desaparecen. En un espacio diseñado tomando en consideración todos los detalles, las lámparas de iluminación y las hojas de té finamente empaquetadas resplandecen mutuamente, poniendo en manifiesto la elevadísima calidad de este producto. El dueño del local, Zheng Shenjia, de un carácter calmado, se sienta frente a una mesa y prepara exquisito té.

La colección de Zheng Shenjia es extensa. La cantidad de tés añejados taiwaneses en su colección supera, en peso, los mil kilos. De igual manera, también es dueño de más de mil kilos de diferentes variaciones del té denominado “Belleza Oriental”, de calidad competitiva. Por supuesto, también posee cientos de kilos de té rojo o Puar añejado. Se estima que dentro de esta bóveda almacén se guardan decenas de toneladas de hojas de té. Cuando uno dialoga sobre té, Zheng Shenjia comenta con avidez una y otra vez: “el té rojo debe ser almacenado en lugares oscuros con buena ventilación, deben separarse las hojas frescas de las maduras y mientras más comprimido sea su empaquetado, mejor. Además, deben estar lejos de cualquier tipo de perfume, de cocinas y baños. En cuanto al té Belleza Oriental, este debe ser empaquetado en recipientes alargados, de diferente longitud de acuerdo con las características de cada variedad de té.

La variedad de té favorita de Zheng Shenjia es el té rojo o puerh que crece en árboles frondosos. Él comenta “en el pasado, al degustar diversos tipos de té gran reputación, todos parecían tener un sabor similar, no poder distinguir una característica particular en cada uno de ellos me producía cierta incomodidad. Busqué por mucho tiempo, hasta que encontré el té cuyas hojas crecen en los árboles altos. En ese momento se abrió un nuevo cielo ante mí.” Además de explorar en profundidad la provincia de Yunnan en China Continental en busca de variedades de té rojo provenientes de árboles longevos, también ha invertido más de 300 000 dólares en las plantaciones y empresas productoras de té rojo en Yunnan. En su opinión, el té rojo de árboles longevos es un producto de calidad exquisita.

Zheng Shenjia explica que el 96% de la producción de té rojo proviene de planicies, solo el 4% restante se obtiene de árboles altos. Más aún, de este pequeño porcentaje, solo el 5% son árboles silvestres, una cantidad realmente pequeña. Zheng Shenjia cree que los árboles longevos de té rojo también tienen un rol en la protección del medio ambiente, ya que, al ser árboles altos, sus raíces naturalmente también llegarán a suelos muy profundos, no es necesario aplicarles pesticidas o químicos de la industria agrícola.

Otro de los atractivos del té rojo es el de la inversión. “Uno puede dividir el té en tres tipos: para beber, para heredar a hijos y nietos, y para vender y recuperar así la inversión”. Cuando se trata de invertir, en primer lugar, ha de consultar a expertos de té, contactarse con un comerciante de té experimentado, realizar muchas comparaciones. Comprar en pequeñas cantidades es una estrategia prudente para quienes están iniciando en este modelo de inversión. Comprar y volver a casa para probar los productos. En cierto sentido, se parece un poco a apostar, solo podrás confirmar si el té es de buena calidad cuando lo bebes. Para Zheng Shenjia el té es un tema profundo por excelencia, las hojas del té son como un maestro, el té es tan complejo que una vida no alcanza para comprenderlo a cabalidad y al beberlo, sus sabores evocan al paraíso. Finalmente concluye diciendo, “hereda a tus hijos dinero y ellos lo gastarán todo, pero herédales árboles de té y lo que reciban será inagotable”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here