Xu Yixian, el inversionista de té puerh

0
11
Galería Cultural

Entre aquí para escuchar

En el año 2017, la primera subasta de té celebrada por la organización Xinxiang reunió a amantes y expertos de esta bebida provenientes de China Continental, Taiwán y Hong Kong. El suceso que llamó especialmente la atención de los participantes fue el precio final de una variedad añejada de té puerh llamado “dragones y corceles celebrando en conjunto”. El valor de 8 porciones de este té se subastó por la sorprendente suma de un millón 600 mil dólares. En Taiwán, la única persona que posee esta variedad de té en su empaquetado y sellado original es el Director de la Asociación China para el Intercambio del té puerh, Xu Yixian.

Xu Yixian se introdujo en el mundo del té en el año 1984. En sus inicios, se especializó en el té oolong, especialmente en las variedades tieguanyin y belleza oriental. Durante aquellos años aprendió los fundamentos de la degustación y la industria del té. Posteriormente, en 1988, quien es conocido como el sabio del té puerh en Taiwán, Zhan Xunhua, lo llevó a tomar su primera taza de este té.

En 1992 él afirmó que, sin lugar a dudas, el té puerh se volvería en el futuro en un nuevo producto de inversión. En aquel entonces sus colegas se mofaron de él, decían “las teteras, ¡quizás!, pero ¿que las hojas de té aumenten su precio con el tiempo? No lo vemos posible”. Pero él, debido a que tenía una gran confianza, comenzó a invertir en pequeñas porciones de té puerh.

¿Pero de dónde nacía esta confianza? Él explica que, de los seis grandes tipos de té que se cultivan en China, solo en la Dinastía Qing se produjeron 76 variedades de té puerh, y por sus cualidades únicas, el té puerh es el único que puede ser añejado por más de 100 años. De esta manera, es posible rastrear cuál es el origen de una porción de hojas de té puerh a través del tiempo. Con certeza, ello lo vuelve un objeto cultural con alto valor económico.

¿Cuál es el factor más importante cuando uno compra té puerh? Xu Yixian explica, “la clave está a quién le compras el té, ¿es un empresario de té como cualquier otro, o es un verdadero conocedor?” Son solo muy pocas variedades de té las que pueden ser añejadas, y ello beneficia su valor. El 70% del té es para ser bebido y el 30% restante se puede tomar o se puede almacenar. Mientras más añejo sea, mejor sabor tendrá y, por supuesto, su valor aumentará. “Sin embargo, el verdadero objetivo no es encontrar aquellas hojas de té dentro de ese 30%, sino el 3% de mayor calidad. Aquella pequeña fracción no solo es un producto que merece ser almacenado, debe ser atesorado. El primer paso es encontrar a un verdadero conocedor que tenga influencias en la industria del té y pueda venderte té de buena calidad.

Este verdadero conocedor del té debe ser un maestro en quien uno pueda confiar o bien, ser un empresario del té con una reputación intachable. Xu Yixian explica que no se requiere la asesoría de un maestro experto para comprar el 70% del té, cualquier iniciado puede servir de guía. Por supuesto, uno no debe esperar que aquel té se vuelva un producto preciado que deba ser atesorado. Comprar té de alta calidad de un empresario de rango medio no es imposible, pero existe el riesgo de que pueda engañarte. Es a través de un verdadero maestro que uno puede encontrar aquel té cuyas exquisitas características lo ubican dentro del 3% superior o incluso dentro 0.3% superior, lo cual vuelve a ese producto en un tesoro apropiado para invertir.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here