Eslite, la cadena de librerías más grande de Taiwán cumple treinta años bajo el nuevo liderazgo de Mercy Wu

0
12
Galería Cultural

Entre aquí para escuchar

La Corporación Eslite cumplió en el pasado mes de marzo 30 años de establecida. El libro biográfico llamado “En medio”, que su fundador, Robert Wu, comenzó a escribir antes de fallecer fue finalmente publicado a fines de febrero pasado.

Veinte meses después de la partida de su padre, Mercy Wu, trabajando silenciosamente, ha logrado éxitos importantes como nueva gerenta general de la corporación. A fines del año pasado, la apertura de los establecimientos en Shenzhen y el distrito de Zhongshan en Taipéi recibieron muy buenas valoraciones y a finales del presente año, con la inauguración del local en Nihonbashi, Tokio, la corporación dará el primer paso para expandir sus operaciones más allá del idioma chino.

En el 2017, año en que Robert Wu falleció, la Corporación Eslite registró ingresos por 140 millones de dólares. El año pasado, 2018, los ingresos han alcanzado la cifra de 146 millones de dólares. Actualmente, Eslite cuenta con 48 tiendas y el desafío para el presente año es alcanzar los 50 establecimientos.

Conforme pasan los meses, se tiene cada vez mayor certeza de que la sucesión de Mercy Wu en el liderazgo de la corporación ha sido exitosa. Sin embargo, la presencia de Robert Wu aún se siente en todo Eslite. Mercy Wu dice que su padre sigue siendo una parte de su día a día: “en la casa, en las tiendas, en la empresa, cuando viajo, todo está relacionado con él, por eso, él está en todas partes.”

Mucho antes de que, en el año 2004, Mercy Wu se uniese a la Corporación Eslite, ella ya gozaba de la confianza de su padre y no había tema que no pudiesen tocar. Cuando ella era joven, su padre siempre estaba ocupado trabajando y no solía estar en casa. Cuando ella se encontraba en 5to año de educación primaria su padre fundó Eslite. Al señor Wu le encantaba conversar con su pequeña hija sobre la visión de Eslite: humanismo, arte, innovación, vida. En aquel tiempo ella creía que estas ideas eran muy interesantes y cuenta que “esos ideales hicieron que tuviera el deseo de ser adulta.”

Tras la muerte de Robert Wu, Mercy Wu recibió una gran carga de trabajo, pero ella se sintió muy afortunada de que los gerentes y funcionarios de alto rango con más experiencia que ella en la compañía, sin importar si la conocían o no, siempre le brindaron su apoyo tal y como lo hicieron con su padre.

Mercy Wu no solo es una persona agradecida, también es una persona con una mentalidad positiva. Cuando recibe entrevistas siempre se le hace la siguiente pregunta: “¿siente usted mucha presión laboral?” A lo que ella responde: “¿Por qué la sociedad siempre piensa que dirigir una compañía es especialmente estresante? Yo veo que todas las personas, sin importar su oficio, ¡tienen mucha presión en sus vidas!” Y menciona el ejemplo de un doctor amigo suyo, que llega al hospital donde trabaja a las 7 de la mañana y dada su férrea voluntad de recibir a todos los pacientes que aquel día acudieron a su consulta, se retira pasadas las 11 de la noche, a veces incluso sin haber almorzado o cenado, y mantiene ese ritmo por 20 años. “yo pienso, ¡madre mía! ¡Eso sí que es presión laboral!”.

Ella también conoce la situación de muchos inmigrantes del Sudeste Asiático que realizan en Taipéi labores domésticas o de cuidado de adultos mayores. “Ellos vuelven a sus casas tan solo una vez cada 3 ó 5 años y ven a sus hijos crecer a través de aplicaciones de mensajería y redes sociales. “¿Esta situación no produce acaso un tipo de estrés muy fuerte?” Dice Mercy Wu. Ella comprendió desde muy joven que la vida no es perfecta, y simplemente realiza con alegría, de la mejor manera que le es posible, la labor que ha de realizar.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here