El Plan de Revitalización de Localidades y las “villas sin niños”

0
6
Galería Cultural

Entre aquí para escuchar

En diciembre del año pasado, el Concejo Nacional para el Desarrollo publicó el Plan Estratégico de Revitalización de Localidades. De las 368 zonas administrativas de Taiwán, más de un tercio, 134, han sido incluidas en el listado de lugares donde el Proyecto de Revitalización de Localidades ha de ser implementado con prioridad.

Estos 134 condados y pueblos se encuentran en su mayoría en la zona central, sur y este de Taiwán, y ocupan casi el 70% del terreno, sin embargo la población conjunta de estas localidades apenas alcanza el 11.6%. Este hecho muestra que la población taiwanesa se encuentra concentrada en las grandes metrópolis y no son pocas las localidades de las zonas rurales con dificultades económicas debido a la poca presencia de ciudadanos.

Chen Meiling, miembro del Concejo para el Desarrollo Nacional, responsable de ejecutar el Plan de Revitalización de Localidades, afirma respecto a estas 134 zonas administrativas, que, si se permite que la población siga disminuyendo, en un futuro no muy lejano estas localidades corren el riesgo de desaparecer.

Desde que, en el año pasado, se iniciasen las acciones del Plan de Revitalización de Localidades, muchas personas han preguntado a Chen Meiling, ¿cuál es la diferencia entre este nuevo plan y los proyectos que anteriormente fueron impulsados por el gobierno?

Chen Meiling explica con mucha convicción que, aquellos antiguos planes ponían énfasis en la producción, la educación y protección de los ecosistemas y el embellecimiento de las zonas aledañas. Ninguno de los planes consideraba el decrecimiento poblacional como el tema principal. Sin embargo, el Plan de Revitalización de Localidades ve a los ciudadanos como lo más importante. “Mantener a las personas en sus poblados, en sus comunidades, que no migren a otro lugares y que personas de otras regiones vengan”.

El distrito de Zuozhen, por ejemplo, a pesar de ser parte de la ciudad de Tainan, es una localidad rural con una población de tan solo 4781 habitantes y se estima que para el 2050 este número disminuya a 2500, con una población menor de 14 años de tan solo 95 personas.

De hecho, no hace falta esperar hasta el año 2050, en la actualidad muchas viviendas del distrito de Zuozhen ya se encuentran deshabitadas. En la zona central del distrito solo hay dos avenidas, y cuando uno las recorre a pie es fácil notar que cada pocos pasos uno encuentra edificios vacíos. Haciendo cálculos rápidamente, de las poco más de 60 viviendas en la zona, unas 20 se encuentran deshabitadas.

El año pasado en todo el distrito de Zuozhen, compuesto por diez comunidades, solo nacieron 12 bebés. En la comunidad de Guanghe, por cuarto año consecutivo, no nació ningún infante, situación que la ha convertido en una llamada “villa sin niños”. Al igual que Guanghe, otras cinco comunidades comparten esta preocupante estadística de cero natalidades.

Esta situación: muchos adultos y pocos niños, pocos nacimientos y muchos fallecimientos, no solo ocurre en Zuozhen. Conforme la tasa de natalidad siga decreciendo, los “villas sin niños” son cada vez más en Taiwán.

De acuerdo con estadísticas del Concejo Nacional para el Desarrollo, la población taiwanesa empezará a decrecer a partir del año 2022 y en el año 2050 la población será de solo 20 millones de personas, 3 millones menos que la población actual. Chen Meiling dice que esta disminución de la población es una tendencia que ya no puede revertirse. Lo que debe hacerse ahora es disminuir la presión sobre las grandes metrópolis a causa de las migraciones. Hacer que las localidades mantengan sus ciudadanos, solo así se disminuirá el riesgo de desaparición de localidades. El fenómeno de las “villas sin niños” de ciertas localidades, ¿será el futuro que enfrentará Taiwán? Lo que es indudable es que el momento de cambiar es ahora.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here