Una visita a Kinmen, explorando la belleza de la isla, su pasado militar y legado cultural. Parte 2

0
3
Galería Cultural

Entre aquí para escuchar

En la mañana de nuestro segundo día en Kinmen observamos una figura que nos sorprende gratamente. Se trata de uno de los íconos más representativos de la religiosidad popular de Kinmen, el dios león de viento. En particular, nos encontramos con el dios león de viento de Qionglin, con su característica capa color rojo, ya un símbolo del turismo en Kinmen. Pocos kilómetros delante nos encontramos con otra escultura más, el dios león de viento de Zhonglan, con una apariencia muy diferente a Qiongling, pintado de color celeste, con el vientre anaranjado y un aspecto estremecedor. Esculpidas en piedra, estas esculturas retratan a leones con rasgos antropomórficos, decorados de muchas maneras, con capas, listones, cascabeles y a menudo pintados con colores vistosos. En un principio, estas divinidades tenían por función proteger a la población de los daños ocasionados por las fuertes ventiscas; sin embargo, conforme la creencia en estos dioses se expandió en la isla, la población les atribuyó otros poderes. En general, protegen a la población de las fuerzas negativas. En Kinmen hay varias decenas de estas esculturas, todas de tamaños y rasgos únicos. ¡Ir en búsqueda de estas criaturas es una muy divertida actividad que los turistas pueden realizar!

Continuamos con nuestro recorrido y llegamos a nuestro primer destino, el Túnel Zhaishan, que es el túnel militar más representativo de Kinmen. Esta antigua instalación militar está compuesta por dos túneles que se interconectan: el terrestre, con una longitud de 101 metros, 3.5 metros de alto y 6 de ancho, y el canal de agua, con forma de letra A, una longitud de 357 metros, 11.5 metros de ancho y una profundidad de 8 metros. La principal función del Túnel Zhaishan era ocultar barcos de desembarco ofensivo de pequeño tamaño. El canal de agua tiene una capacidad para guardar 42 de estos navíos. Sin embargo, en la última década el Túnel Zhaishan ha cobrado vida nuevamente y se ha convertido en un escenario único en el mundo para el desarrollo de una actividad cultural que cautiva por igual a locales y foráneos: ¡conciertos de música clásica! Desde el año 2009 se celebra anualmente durante el otoño el Festival de Música de Kinmen. Los músicos se suben a pequeñas balsas y tocan piezas de música clásica y ópera mientras van navegando lentamente a lo largo del canal de agua.

Nos subimos en la moto una vez más y en pocos minutos llegamos a la Villa Tradicional Shuitou, la más grande de Kinmen. Por su ventajosa ubicación, Shuitou ha sido desde épocas pasadas, el puerto para la comunicación entre Kinmen y Pequeño Kinmen, así como a la ciudad de Xiamen, en el continente. Durante las últimas décadas de la Dinastía Qing y primeros años de fundada la República de China, muchos pobladores de esta villa emigraron o viajaban por largas temporadas hacia diversos puertos en el Sudeste Asiático con la esperanza de mejorar su condición económica a través de los negocios y enviaban remesas a su villa de origen. Por ello, Shuitou gozó en las primeras décadas luego de fundada la república de una próspera situación económica y se convirtió en el punto de nacimiento de la cultura china de ultramar en Kinmen. Entre los edificios más representativos se encuentra la Escuela Primaria Jinshui y la Torre Deyue, edificio de 11 metros de alto, que fue construida en 1931 y es el edificio más alto de la villa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here