El Gobierno pide reducir la conflictividad ante el reto del debate de la reforma laboral

0
23

El sábado 23 varios sindicatos organizaron una manifestación multitudinaria en Taipéi que terminó con la policía desalojando por la fuerza a varios grupos en la Estación Central de Taipéi, entre ellos varios abogados. Los métodos de la policía han provocado una gran controversia.

 

Hoy, el portavoz del Gobierno, Hsu Kuo-yung, decía que el desalojo se produjo por orden del alcalde Ko Wen-je, cuya decisión es respetada por el gabinete. Hsu hizo hincapié en que la Policía Nacional y la policía local de Taipéi han explicado muy claramente los hechos: no hubo ninguna detención ni se discriminó a ninguna persona por la identidad que pudiese tener, pues lo importante para la policía es tratar a todo el mundo por igual.

 

Hsu dijo que la ciudadanía tiene opiniones encontradas sobre la reforma laboral pero el Gobierno respeta el procedimiento y los tiempos que necesita el Yuan Legislativo para examinar la propuesta de reforma.

 

El ministro del Interior, Yeh Jiunn-rong, ha señalado que por miedo a que la Estación Central de Taipéi fuese ocupada y afectase gravemente al tráfico de pasajeros, la policía decidió desocuparla de manifestantes y acordonarla. Yeh también respondió a las críticas de la oposición por sospechas de mala praxis policial y dijo que las autoridades policiales fueron exquisitas en su trato y su actuación del sábado pretendió evitar conflictos y garantizar los derechos de los ciudadanos.

 

RTI

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here