Ingresar al otoño de la vida envejeciendo con elegancia

0
14
Galería Cultural

Entre aquí para escuchar

Nosotros no envejecemos año tras año, más bien, nos renovamos día a día. En aquellos momentos en los que hemos de afrontar un cambio importante en nuestras vidas, nos detenemos y, en silenciosa introspección, evaluamos el camino recorrido y la vida que llevamos. ¿Cómo debemos prepararnos para dar un paso hacia adelante e ingresar en una nueva etapa de la vida?

El filósofo francés Joubert dijo: “al ingresar al ocaso de la existencia, una vida con propósito destella luz propia”. Si uno desea una vida en plenitud durante la adultez mayor, es menester planificar por anticipado el desarrollo laboral, tomar decisiones que prioricen la salud y el bienestar físico y emocional, elegir un adecuado ambiente para residir y administrar apropiadamente las finanzas personales. Además, tener una buena disposición hacia aprender sobre nuevos temas o actividades, transmitir lo que uno ha aprendido a las generaciones jóvenes y cultivar relaciones sociales sólidas.

“Es necesario reconsiderar lo que entendemos por trabajo, lo más importante de un empleo es que nos interese, sea flexible y nos haga feliz. Solo así podremos trabajar pasados los 70 años.” Dice Zhang Fangling, supervisora general de la organización “Envejeciendo con Elegancia”.

Ella recomienda hacer un repaso sobre cuáles eran los intereses personales de uno durante el periodo de formación académica formal, así como las materias que llevó y hacer un esfuerzo por actualizar aquellos conocimientos y luego rendir exámenes para obtener certificaciones que permitan acceder a puestos de trabajo.

Para desarrollar tus pasiones e intereses es necesario tener una buena condición física. En el año 2005, el reconocido doctor Andrew Weil, elogiado por la revista estadounidense “Times” como una de las personalidades con mayor influencia en el mundo, explicó en su libro “Envejecer sanamente” que las ideas, las emociones y las actitudes que tenemos “son la clave para determinar cómo envejecemos”.

De entre ellas, la salud depende en gran medida de nuestra actitud. Un estudio publicado por la Fundación Boston y el Instituto de Investigación de la Salud de Nueva Inglaterra durante el año 2009 muestra que el 60% de los factores que tienen un impacto en nuestra salud provienen de “las decisiones que tomamos en el día a día”. Nuestra disposición genética y los tratamientos médicos que recibimos solo influyen un 20%.

La directora de la Iniciativa por la Paz Global para las Mujeres, la monja Joan Chittister, en su libro “Envejecer es muy elegante” menciona que continuar estudiando habiendo llegado ya a la edad adulta es un factor crucial para mantener una buena salud y satisfacción personal, y además, es un elemento muy importante para determinar qué tan interesante somos para otras personas, qué tanto valor tenemos en opinión de los demás y qué tanta influencia positiva podemos brindar en sus vidas.

Yang Zhiliang comenta sobre la investigación sobre la felicidad que el profesor de la especialidad de psiquiatría del Departamento de Medicina de la Universidad de Harvard, Robert Waldinger, llevó a cabo. En este estudio se realizó un seguimiento a lo largo de 75 años a un grupo de 724 personas. Año tras año se les aplicaba un cuestionario sobre su desempeño laboral, condiciones de vida y estado de salud. La conclusión del estudio fue que “relaciones sociales sólidas permiten a las personas mantener una vida feliz y una buena salud”. Aquellos quienes conservaron mayores y mejores relaciones familiares, amicales y con los miembros de su comunidad tenían una sensación de felicidad más plena, un cuerpo más sano y gozaban de una mayor esperanza de vida.

El resultado más revelador fue que el factor más influyente en la salud de los adultos de 50 años de edad no es su grado de colesterol, sino el nivel de satisfacción de sus relaciones sociales. Aquellas personas que, a los 50 años, tenían el mayor nivel de satisfacción con sus relaciones interpersonales, llegadas a los 80 gozaban del mejor estado de salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here