La oficina postal y la escuela secundaria del distrito de Zuozhen en Tainan

0
14
Galería Cultural

Entre aquí para escuchar

En setiembre del año pasado, el Instituto de Investigación Nomura, sede Taiwán, recibió a una delegación del Concejo Nacional para el Desarrollo y ejecutó en Zuozhen un Plan Modelo de Revitalización de la Localidad.

El director general del Instituto de Investigación Nomura Taiwán, Chen Zhiren, es el responsable de este proyecto y, desde ya hace algún tiempo, viaja desde Taipéi hasta Zuozhen un promedio de dos veces mensuales. El director Chen está ya muy familiarizado con la zona.

Chen Zhiren se percató de que el servicio postal del distrito sufría de carencia de personal. Durante los días laborables, son tan solo dos las personas que se encargan de recibir los sobres y paquetes. Así, no hay suficiente personal como para enviar en una camioneta de carga todos lo recibido a sus destinatarios en las villas y comunidades aledañas. Por ello, esta oficina de correos optó por una solución que hace mano de la tecnología.

A Chen Zhiren se le ocurrió la excelente idea de utilizar drones como si fueran carteros. De esta manera, no solo se soluciona el problema de escasez de personal y se ayuda a la localidad a enviar y recibir cartas y paquetes, también favorece a la venta de productos agrícolas, que serán enviados a sus compradores a través de estas pequeñas aeronaves no tripuladas.

Los empresarios agricultores reciben órdenes de compra que incluyen el servicio de envío aéreo por drone. Los empresarios empaquetan el producto y lo llevan hasta la zona de despegue, luego equipan a la aeronave no tripulada con un módulo de soporte y cuelgan el paquete en él. El dron vuela hasta la oficina postal de Zuozhen. Finalmente, la oficina postal hace uso del sistema actual para enviar el producto a los compradores.

Hasta la fecha son dos las rutas aéreas que se han establecido. La primera, desde la villa de montaña de Chenxi hasta la oficina postal, con una distancia de 5 kilómetros. Y la segunda, desde la escuela primaria Ganglin hasta la oficina postal, a una distancia de poco más de 3 kilómetros.

Una de las ventajas de este tipo de envío es que los drones están equipados con cámaras. El comprador, a pesar de que se encuentra lejos del lugar, puede conectarse con la aeronave en tiempo real a través de Facebook y realizar una transmisión en vivo. No solo podrá conocer la ubicación de su compra, sino también observar la belleza de los paisajes de Zuozhen desde una vista aérea.

En el distrito de Zuozhen, que ha ingresado a la lista de comunidades en peligro de desaparecer, no son pocos los niños que se mudan a poblados aledaños para estudiar. Sin embargo, en la escuela secundaria de Zuozhen está ocurriendo lo contrario. De los 55 estudiantes de esta escuela, un quinto provienen de otras zonas.

No son pocos los estudiantes de la escuela secundaria de Zuozhen cuyo promedio de notas es de 20 ó 30 puntos. Muchos no pueden aprobar ni siquiera un solo curso. Niños con el padre ausente, criados por sus abuelos, nacidos fuera del matrimonio o con padres cumpliendo condenas en la cárcel alcanzan el 70% del alumnado de esta escuela. No es exagerado considerarlos un grupo desfavorecido entre los desfavorecidos. Debido a que no valoran su condición física, uno de cada dos niños tiene sobrepeso. Tras graduarse de la escuela, la gran mayoría se desempeña en trabajos con el sueldo mínimo o ingresan a una escuela técnica de baja calidad educativa.

El director Cai se empeñó en cambiar esta realidad y estimuló su motivación hacia el estudio. Les hizo comprender que la vida de los niños en las zonas rurales no es simplemente aquello. Él ideó un programa de actividades educativas fuera del aula de clase y de formación técnica con una perspectiva muy original.

En primer lugar, diseñó un programa de preparación física que incluía escalar el pico más alto de la montaña Hehuan, una vez cada dos años recorrer el perímetro de la isla de Taiwán en bicicleta, excursiones al campo y escalada. Estas actividades atrajeron el interés de los estudiantes, lo que a su vez mejoró su condición física. Para participar de las actividades de montañismo había primero que ser capaz de correr 15 vueltas a la pista atlética. Antes de recorrer la isla de Taiwán en bicicleta se dividió a los estudiantes en equipos de trabajo responsables de la comida, tomar fotos y vídeos y reparación de bicicletas. Así, estudiar dejó de ser una actividad aburrida.

Cai Yilong cuenta que, en el pasado, sus estudiantes tenían poca confianza en sí mismos, no se creían capaces de destacar en una actividad o ser mejores que otros.  Sin embargo, este método educativo fuera de las aulas les hizo comprender que, si uno es perseverante, al final, logrará su objetivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here