“Todo está bien”, primera serie de televisión coproducida entre Taiwán y Singapur

0
12
Galería Cultural

Entre aquí para escuchar

A principios de año, el Gran Hotel de Taipéi se volvió un paseo de la fama durante la conferencia de prensa dirigida por la directora taiwanesa Wang Shaudi, para anunciar el inicio de la filmación de la serie de televisión “Todo está bien”. Este nuevo proyecto, que cuenta con un elenco de primer nivel, es una coproducción entre las empresas Eight Ge Man Producciones y Media Corporation de Singapur.

En el 2017, Wang fue invitada por Media Corporation de Singapur a ofrecer clases de actuación. Fue mientras ella se encontraba allá que se le ocurrió la idea de una coproducción. Después de dos años de discusiones entre ella y el productor ejecutivo Leong Lye Lin, ambos finalmente formularon un drama con dos argumentos, que pueden ser vistos como independientes o entrelazados, esta historia se convertiría en el drama televisivo “Todo está bien”.

Wang decidió dividir la historia en dos tramas. La primera narra los conflictos del mundo corporativo singapurense y tiene por coprotagonistas al gerente regional de un banco ficticio taiwanés en Singapur, papel desempeñado por el actor Blue Lan, y al hijo de un magnate de un consorcio de comercio marítimo, papel tomado por Edmond Tan. La segunda trama sigue a los actores Elvis Ng y Romeo Tan, el primero con el papel de un pirata informático de buen corazón y el segundo como un aspirante a chef, que se ven envueltos en un robo y deben huir de la justicia.

Cada historia tiene su propia estructura narrativa independiente y puede ser vista como una producción exclusivamente singapurense o taiwanesa, pero ambas también pueden verse de manera conjunta, dando una imagen más completa de toda la historia.

Dos directores se hicieron cargo de la grabación de la trama taiwanesa, el taiwanés Ko Chen-nien, y el Singapurense Doreen Yap, Mientras que para la trama en Singapur, los directores a cargo fueron el taiwanés Tzeng Pei-shan y el singapurense Martin Chan. Los cuatro directores trabajaron con equipos de grabación locales, una gran peculiaridad, ya que usualmente los directores siempre disponen de su propio equipo técnico cuando graban en el extranjero.

Los programas de televisión pueden presentar un microcosmos de la vida misma, y proporcionan a los espectadores una ventana a través de la cual explorar nuevas culturas. Singapur es famoso por ser una metrópoli cosmopolita, y los directores tuvieron cuidado de plasmar paisajes urbanísticos como el complejo de edificios Marina Bay Sands, la enorme rueda de la fortuna de 165 metros de alto Singapore Flyer, y el Hipódromo de Kranji. Cuando se buscaba locaciones apropiadas para la grabación en Singapur, el elenco taiwanés quedó sorprendido por el programa de vivienda pública y el plato de comida de arroz con pollo de Hainan. Su reacción inspiró a la productora ejecutiva, Leong Lye Lin, de hacer una revisión de los elementos visuales que ella daba por sentado, y buscar una nueva perspectiva que abarcase nuevos puntos de vista.

Mientras tanto, en Taiwán, las grabaciones se llevaron a cabo en locaciones conocidas, por ejemplo Wulai y el Parque Geológico Yeliu, en la Ciudad de Nueva Taipéi, así como en Keelong. Como parte de la serie de televisión, Romeo Tan y Elvis Ng tuvieron la oportunidad de disfrutar de baños termales al aire libre y observar el paisaje nocturno de Taipéi, montando en motocicletas a lo largo de las vías en las montañas circundantes a la ciudad. Como visitantes, ellos quedaron encantados con la riqueza paisajística de Taiwán.

El equipo detrás de “Todo está bien” espera que, a través del show, espectadores taiwaneses sientan curiosidad sobre Singapur y viceversa. Y que, ya que el programa puede ser visto directamente desde internet, aún más personas puedan conocer sobre Taiwán y Singapur, y que está cooperación ayude a difundir aún más las series de televisión en idioma chino.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here