Tratamiento médico sin fronteras, Taiwán brinda asistencia médica internacional

0
26
La isla hermosa
La isla hermosa

Entre aquí para escuchar

Al observar a un pequeño niño de Kiribati de ocho meses de nacido, se siente una natural sensación de empatía y afecto. Sus grandes ojos miran inocentemente, mientras su madre lo sostiene en brazos. Habiendo nacido con un defecto coronario congénito, el niño ha tomado un vuelo de 9000 kilómetros hasta Taiwán para someterse a una cirugía en el Hospital Conmemorativo Mackay.

La asistencia médica internacional que brinda el Hospital Conmemorativo Mackay se remonta al año 2000, cuando enviaron personal a las remotas montañas del Triángulo Dorado, al norte de Tailandia, para proporcionar educación en temas de salud. Desde entonces, los equipos de doctores del hospital han dejado su marca en varios países de Oceanía, Asia y África, incluyendo Fiji, Camboya y Gambia.

El Hospital Conmemorativo Mackay incluso estableció la primera unidad de cuidados intensivos para adultos en Kiribati en el año 2016. El principal impulsor de este proyecto fue Niu Kuangyu, un doctor de emergencias que fue enviado a Kiribati para una estadía prolongada. En su primer día de trabajo, una mujer embarazada acudió al hospital sufriendo de un edema pulmonar agudo y él inmediatamente comenzó a darle tratamiento, iniciando con el apoyo cardiaco avanzado, que es parte del procedimiento estándar de los centros médicos en Taiwán para tales circunstancias. Sin embargo, al final, debido a que Kiribati carecía de equipamiento de ayuda respiratoria y medicinas de resucitación de emergencia, esta paciente, que pudo haber sido salvada en Taiwán, falleció frente a sus ojos, apagándose así dos vidas. Esta amarga experiencia convenció a Niu de establecer una unidad de cuidados intensivos en Kiribati.

La Fundación Craneofacial Noordhoff lanzó su programa de apoyo médico internacional en 1998, gracias a la bondadosa ayuda de un hombre de negocios taiwanés en Vietnam. Ellos comenzaron su “Programa de capacitación de instructores y profesionales de la salud”, que se ha extendido internacionalmente.

Con el objetivo de lograr que niños en otras partes del mundo que nacen con la condición de labio leporino y paladar hendido puedan recibir un tratamiento con la misma calidad que los niños taiwaneses, hasta mayo de 2019 la Fundación Craneofacial Noordhoff, en cooperación con el Hospital Conmemorativo Chang Gung, ha realizado 83 visitas a nueve países para ofrecer cirugía gratuita a 1994 pacientes con carencias económicas. Además, han capacitado a 173 profesionales de la salud, incluyendo cirujanos, ortodontistas y terapistas del lenguaje de 21 países, quienes son responsables de impartir los conocimientos adquiridos en sus lugares de origen. Finalmente, han guiado la fundación de más de 20 centros craneofaciales o equipos médicos en el extranjero.

El doctor Noordhoff, quien falleció en el año 2018, dijo una vez: “los defectos que pueden ser reparados no son defectos.” Y, además, dijo “corregiré con amor aquellas cosas que Dios no tuvo tiempo para finalizar.” Con aquel mismo espíritu, la asistencia médica internacional expande el poder de la especialización médica taiwanesa a países necesitados, y aquel poder no tiene límites.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here