El magnífico siglo del confucianismo: la conmemoración del centenario de Kung Te-cheng

0
5
Desde el corazón de la isla

Entre aquí para escuchar

Kung Te-cheng es la última persona en tener el título hereditario de Yangsheng Gong (Santo Duque), título nobiliario que luego fue sustituido por el título de Oficial de Sacrificio de Confucio, siendo Kung Te-cheng también el primero en obtener ese título en la era republicana. Él fue ex presidente del Yuan de Exámenes de la República de China, Taiwán, y el 77º descendiente de línea directa de Confucio. Kung Te-cheng sobrevivió épocas tormentosas mientras mantenía tenazmente la ortodoxia confuciana que heredó, y de ese modo inscribió su nombre como una leyenda del siglo XX.

El 19 de enero de 2019 se celebró el centenario de Kung Te-cheng en Taipéi con gran pompa en la Galería Bo-ai del Salón Memorial de  Sun Yat-sen y en el Salón Kuokuang dentro del edificio de la sede de la compañía petroquímica CPC Corporation.

Conjuntamente con la conmemoración fue publicado el “Compendio de Kung Te-cheng” de tres volúmenes, que comprende ensayos, diarios y caligrafías, que representan una colección de documentos raros y preciosos de gran valor histórico. Se gastaron alrededor de tres años y medio y casi US$ 325.000 para viajar a sitios de China continental para filmar el documental “La Leyenda de Kung Te-cheng: un cáliz de vino en medio del viento y la lluvia”, que también es una contribución importante para el registro histórico.

En 1948 estudió en los Estados Unidos, donde se educó en estudios occidentales y llegó a afirmar los valores democráticos. Durante ese período fue instruido por Fu Ssu-nien, cuya erudición y carácter apreciaba mucho. Después de llegar a Taiwán en 1949, Kung Te-cheng, quien a menudo bromeaba diciendo que nunca había pasado un día en la escuela, recibió doctorados honorarios de la Universidad Sungkyunkwan de Corea del Sur, de la Universidad Reitaku de Japón y de la Universidad Nacional de Taiwán. En sus años juveniles en la casa de la familia Kong, tutores talentosos le dieron instrucción y orientación, y sentaron una base sólida en el estudio de textos chinos clásicos, escritura china, poesía, artefactos antiguos de bronce, caligrafía, inglés y cítara china de siete cuerdas o guqin.

A fines de 1948 y principios de 1949, las reliquias que antes se encontraban en el Museo del Palacio de Beijing y en la Biblioteca Central Nacional y el Museo Central Nacional de Nanjing fueron reubicadas en Taiwán. Cuando se almacenaron en el Almacén Beigou recién construido en Wufeng en Taichung en 1955, las reliquias de la familia Kung también se colocaron allí. Poco después, las colecciones fueron puesto bajo la administración de la recién creada Oficina de Administración Conjunta del Museo Central Nacional del Palacio, y en 1956 Kung Te-cheng asumió como director del museo.

En el período inmediatamente posterior a su traslado a Taiwán, en varias ocasiones visitó Japón, Corea, Europa y Estados Unidos para organizar ceremonias de veneración a Confucio. En 1984, sostuvo conversaciones con el Papa Juan Pablo II, y esta reunión de gigantes de Oriente y Occidente fue retratada como un momento clave en la historia del siglo XX.

Museo Nacional del Palacio
Entrada principal del actual Museo Nacional del Palacio en Taipéi.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here