Empresarios taiwaneses lanzan startups en Singapur

0
20
Desde el corazón de la isla

Entre aquí para escucharEn los últimos años, gigantes tecnológicos como Google y Facebook han establecido una presencia en Singapur, en algunos casos designándola como su sede operativa asiática, transformando efectivamente el estado de la ciudad en un escenario global para nuevas empresas en Asia.

Vault Dragon es una firma de registros médicos electrónicos (EMR) con un valor de mercado de NT$ 300 millones. El fundador Tseng Ching-tse nació en Taiwán y se fue a estudiar a Singapur cuando tenía 11 años. Es difícil imaginar que Vault Dragon sea la tercera startup o empresa emergente de Tseng, que tiene tan sólo 32 años. Lanzó las dos starups anteriores cuando era un estudiante de primer año y luego en tercer año de la universidad. Aunque ambas fracasaron eventualmente, estas experiencias lo convencieron de que su empresa debe ser el único proveedor de un nuevo producto o servicio, o una adaptación única de uno existente.

La experiencia de Tseng en Hong Kong le enseñó que no debe confiar solo en la fortaleza del capital como fuente de ventaja competitiva. Para garantizar operaciones sostenibles, debe emplearse tecnología especializada o conocimiento industrial para elevar el listón para los competidores, y la industria objetivo debe ser resistente a los ciclos del mercado.

Vault Dragon ofrece un conjunto de soluciones rentables de administración de registros y análisis de datos para instituciones de salud, desde almacenar y escanear registros de pacientes en papel hasta crear registros médicos digitales e incluso funcionar como un sistema de planificación de recursos empresariales. Hoy, muchos de los grupos de atención médica de Singapur son clientes de Vault Dragon, y desde entonces la empresa se ha expandido a Shanghai. Entre 2013 y 2018, la facturación se disparó de NT$ 800.000 a NT$30 millones. El viaje emprendedor de Tseng incluso se ha convertido en un estudio de caso en el plan de estudios de la Escuela de Negocios de la Universidad Nacional de Singapur.

Otra startup, CloudMile, es un ejemplo de una empresa que ha elegido activamente extender su alcance más allá de Taiwán. Fundada en 2017, CloudMile proporciona principalmente servicios de aplicaciones de administración en la nube, y utiliza tecnología de inteligencia artificial y análisis de big data para ayudar a los clientes con pronósticos comerciales y actualizaciones industriales. Spencer Liu es el fundador y CEO de CloudMile y anteriormente gerente del equipo técnico de una empresa comercial internacional. En 2018, CloudMile estableció su equipo de operaciones en Hong Kong, que ganó más de una docena de nuevos clientes en un período de tres meses, y comenzó los preparativos para establecer otra sucursal en Singapur.

El gobierno de Singapur alienta a las nuevas empresas a expandirse en el extranjero, y siempre que la empresa mantenga su sede operativa en Singapur, el gobierno subvencionará cada sucursal en el extranjero por una suma de S$100.000 (NT$ 2,3 millones). Liu estima que esta es la cantidad necesaria en el período inicial para establecer un nuevo equipo de trabajo. La sede de su empresa se trasladará gradualmente a Singapur en el futuro, mientras que Taiwán servirá como centro de I+D. Singapur es un mercado altamente competitivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here