La nueva revolucion de la IA, Parte 1

0
15
Las huellas de Taiwán

Entre aquí para escuchar

En la era de la inteligencia artificial (IA), muchos se preguntan: ¿mi profesión está en el radar de la amenaza? Los robots físicos, o los algoritmos abstractos, ya han surgido en varios campos laborales. La ola de la inteligencia tecnológica ya llegó. Desde los empleados de nivel inferior u operativo hasta los supervisores de nivel medio y superior podrán verse afectados.

La IA será ampliamente utilizada como la electricidad, convirtiéndose en la infraestructura básica en todos los ámbitos profesionales y teniendo un impacto subversivo en la vida de las personas.

En Taiwán, la IA se ha convertido gradualmente en un nuevo integrante del lugar de trabajo. Según el director consultor del Instituto de Investigación Nomura de Japón, en la automatización del siglo XX los robots reemplazan la mano de obra humana en las fábricas; en el siglo XXI, la IA está en la oficina trabajando en colaboración con las personas.

El Instituto de Investigación Nomura de Japón y el profesor Osborne de la Universidad de Oxford en el Reino Unido, realizó una encuesta sobre 601 ocupaciones en Japón en 2015 en la que podrían ser reemplazadas por máquinas.

En este año, la revista semanal Toyo Keizai de Japón ha realizado un informe de gran escala para recordar a los japoneses de ir adaptándose a las competencias ocupacionales futuras y mejorar las condiciones de supervivencia en el trabajo. Porque el informe predice que el trabajo de 49% de la población activa de Japón podría ser reemplazado por IA o robots en los próximos 10 a 20 años.

Taiwán y Japón tienen antecedentes similares y enfrentan problemas como el envejecimiento de la sociedad y la falta de mano de obra. La revista semanal Toyo Keizai divide las capacidades humanas y de las máquinas en cuatro cuadrantes. El eje horizontal o la ordenada representa el conocimiento intensivo (en el lado derecho) y la mano de obra intensiva (en el lado izquierdo); el eje vertical o abscisa están las fortalezas humanas (en la parte superior) y las fortalezas de las máquinas (en la parte inferior), dividido en cuatro cuadrantes, se expone claramente cómo cada ocupación es afectada por la IA.

Zona segura: primer y cuarto cuadrante

El primer cuadrante representa los trabajos altamente intensivos en conocimiento que requieren de la experiencia de la interacción humana, como médicos, trabajador administrativo en banco, maestros, profesores, etc. Requiere de sabiduría y experiencia, y la mayoría de las veces depende en gran medida de la interacción interpersonal.

El cuarto cuadrante también requiere de mucho conocimiento y comunicación, pero hay una gran cantidad de trabajo rutinario y de papeleo, la inteligencia artificial y la automatización pueden hacer que este trabajo de rutina sea más eficiente. Aquí tenemos como ejemplo al personal contable, los abogados junior, los asistentes legales y los agentes inmobiliarios. Sin embargo, la mayoría de las profesiones en estos dos cuadrantes, están en área segura.

Las situaciones en el lugar de trabajo del primer y cuarto cuadrante son más complejas y dependen de mucha comunicación y experiencia. Por lo tanto, el trabajo de la IA es como un asistente virtual de los trabajadores administrativos, son como nuevos colegas con calificaciones menos importantes o asistentes que simplemente organizan documentos y papeles, proporcionando ayuda y asesoramiento. Pero aún necesita que los humanos se hagan cargo de los próximos pasos y la toma de decisión.

Zona peligrosa: segundo y tercer cuadrante

En contraste, el segundo y tercer cuadrante pueden ser rutinarios debido al ambiente y escenario de trabajo. Muchas industrias ya han probado reemplazar la mano de obra por máquinas, aumentando la eficiencia con la automatización.

En el segundo cuadrante, por ejemplo tenemos al personal de supermercado, los operadores de depósito, los oficiales de policía, etc., donde hay muchas tareas de rutina como colocar mercadería en el estante, hacer el inventario, realizar inspecciones, registros, etc.. Como las capacidades de las máquinas (con respecto a la carga de peso, el tiempo de trabajo, la eficiencia) son mejores que las de los humanos, podrán ser reemplazados por una máquina en las diferentes etapas. Sin embargo, debido a que en muchos escenarios de estas industrias también se requiere de cierto juego de cintura y capacidad de adaptación, la colaboración hombre-máquina se convierte en algo esencial.

El tercer cuadrante es el más peligroso, la industria de mano de obra intensiva, como los meseros, los trabajadores en línea de producción de fábricas, los conductores de trenes o metro, los recepcionistas de hotel son quienes recibirán mayor impacto.

La IA, nuestro futuro colega de trabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here