La liga escolar de baloncesto y la práctica del deporte en Taiwán

0
4
Galería Cultural

Entre aquí para escuchar

Hace un poco más de un año, en setiembre de 2018, se fundó la Liga y Academia de Baloncesto de Escuelas Secundaria de Taiwán. Este nuevo proyecto deportivo es la iniciativa del empresario de academias deportivas He Kaicheng.

En su primera edición, He Kaicheng invitó personalmente a 27 equipos de baloncesto de escuelas secundaria, para un total de 600 jugadores participantes. Tras 143 partidos disputados en tres etapas se obtuvo a un campeón nacional. Debido al éxito en la organización del campeonato, para su segunda edición, iniciada el mes pasado, son más de 80 las escuelas participantes y el calendario de juego alcanza más de 500 partidos. Además, equipos de baloncesto de Yilan, Hualien, Taitung, Keelong, Hsinchu, entre otras provincias y ciudades, compiten en este evento deportivo por primera vez.

He Kaicheng emigró a los Estados Unidos a los 13 años de edad. Mientras estudiaba en la escuela secundaria practicó fútbol americano y, gracias a su buen rendimiento, recibió una beca de la Universidad de Harvard. Es así como, a la par con sus estudios en la facultad de economía, llevó una vida de alto rendimiento deportivo, como atacante en el equipo de fútbol americano de la universidad.

Aquellos años en Harvard le hicieron comprender que mantener un buen rendimiento académico mientras se practica un deporte regularmente es perfectamente posible. En Estados Unidos, los estudiantes de secundaria terminan sus clases a las tres de la tarde, tras lo cual muchos de ellos practican un deporte. Los padres de familia no tienen que preocuparse por que sus hijos adquieran vicios o vayan a lugares peligrosos. Él dice, “en Estados Unidos no hay academias de refuerzo escolar”. Por eso, él repite con entusiasmo la que se ha convertido en su frase distintiva: “voy a desaparecer de toda Asia las academias de refuerzo escolar”.

Sin embargo, ¿es realmente imposible practicar deporte y, al mismo tiempo, mantener un buen rendimiento académico?

El profesor Hong resalta que el deporte cultiva en los jóvenes la disciplina, la capacidad de concentración, les enseña a trabajar en equipo, proporciona habilidades de liderazgo, les da la fortaleza mental para superar derrotas y, en búsqueda de la victoria, desarrolla su capacidad para concebir estrategias. Incluso si, al final, el deportista no consigue ganar, la práctica del deporte es una oportunidad para crecer, para ser mejor. Dice Hong, “si los jóvenes llevan este espíritu deportivo a sus estudios, ¿cómo no van a obtener buenas calificaciones?”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here