Su Tseng-chang «feliz» del compromiso de los importadores de cerdo de no comprar productos con ractopamina

  • 04-12-2020
  • RTI en español
Su Tseng-chang, presidente del Yuan Ejecutivo (Foto: CNA)

El premier Su Tseng-chang aseguró hoy día 4 en el Yuan Legislativo que el Gobierno ve con buenos ojos que los importadores de alimentos den opciones a los consumidores con respecto al aditivo de la ractopamina, utilizado en la industria ganadera estadounidense.

Esta es la enésima vez que el primer ministro debe comparecer en el Yuan Legislativo para dar explicaciones por levantar las restricciones a la importación de carnes con contenido potencial en este aditivo, teniendo en cuenta la enorme controversia suscitada entre los consumidores y los productores locales.

La oposición del Kuomintang (KMT) ha estado especialmente activa a la hora de oponerse a los planes del gobierno, pero también algunos legisladores del Partido Democrático Progresista (PDP) han sido agresivos a la hora de preguntar al gobierno, teniendo en cuenta la impopularidad general de la medida. El Yuan Legislativo es un habitual campo de batalla entre los partidos taiwaneses, y esta semana se llegaron a lanzar trozos de carne de cerdo contra el premier.

La ractopamina está prohibida en bastantes países, entre los que destacan los de la Unión Europea, aunque el gobierno insiste en que será muy poca la cantidad de carne de cerdo con ractopamina la que llegue a Taiwán, ya que un grupo de importadores locales que cubren más del 80% de las importaciones de carne del país, se han comprometido públicamente a no importar cerdo con ractopamina de Estados Unidos. También han asegurado que obligarán a las granjas exportadoras a las que compren los productos porcinos a poner etiquetas de ausencia de ractopamina.

Este viernes, el primer ministro dijo sentirse muy feliz de ver cómo el sector privado ofrece más espacio al consumidor para tomar decisiones informadas. Su Tseng-chang también dijo que el gobierno seguirá adelante con su programa de gestión de la importación de productos porcinos, a pesar de las protestas. El programa incluye inspecciones en instalaciones de procesado de carne de cerdo en EE. UU., y más inspecciones estrictas de productos y regulaciones de etiquetado.

Comentarios relacionados

Lo último en esta categoríaver más