:::

La tecnología que ayuda a proteger las cosechas contra ladrones

  • 01-07-2022
Acortando distancias
Valla infrarroja contra intrusos en Hualien (Foto: CNA)

Taiwán es conocido por ser uno de los puntos más importantes de diseño, innovación y producción de nuevas tecnologías, pero lo cierto es que antes de convertirse en una potencia tecnológica, fue durante siglos una isla agrícola, y ese poso tradicional persiste en la actualidad, especialmente en el cultivo de té y de frutas, aunque no exclusivamente.

Taiwán sigue manteniendo una importante actividad agrícola, y los avances tecnológicos se han ido aplicando poco a poco también a las tareas del campo. Hay muchas cosas que preocupan a un agricultor: acceso a semillas y fertilizantes, condiciones meteorológicas óptimas, precios del mercados… pero también, ¡los ladrones!

Taiwán es un país con una tasa de criminalidad muy baja en comparación con otros países, pero eso no quiere decir que no haya ladrones. Algunos se adentran en los campos de cultivo para robar la cosecha. Ahora la Universidad Nacional Dong Hwa ha creado un proyecto piloto en una granja de melones del condado de Hualien, en la costa oriental de la isla. Se trata de una valla invisible a base de rayos infrarrojos e impulsada por energía solar que emite una señal de alarma cuando detecta intrusos en el campo delimitado.

Locutores de programas

Comentarios relacionados